Consejos

Así tienes que limpiar tus UGG

Por  | 

Los Reyes Magos te han traido unas UGG preciosas y muy calentitas. Pero claro, con el frío polar de las últimas semanas y las lluvias torrenciales, las pobres necesitan una limpieza urgente. Como sabes que cuestan un ojo de la cara de Melchor y el otro de Baltasar, quieres que queden perfectas, como nuevas; además, son tus botas favoritas. Por eso, vas a seguir estos consejos muy bien y no vas a cometer ninguna tontería como meterlas en la lavadora o en un barreño, por un blanditas que sean.

Ante todo, lo mejor y lo más conveniente es hacerlo con el kit de limpieza de la propia marca, que está preparado para ese fin, con productos específicos para los cuidados de la piel de oveja. Merece la pena gastar un poco más de dinero puesto que hará que te duren tus botas varias temporadas más. El kit incluye: champú, acondicionador, espray protector y cepillo.

 

Sigue los siguientes pasos para que tus botas queden como el primer día:

1) Cepillar toda la superficie exterior con un cepillo adecuado para gamuza. Hazlo con cuidado para eliminar toda aquella suciedad, polvo y residuos que hayan podido quedar adheridos en el exterior de las botas.

2) Una vez tengamos la bota cepillada, la humedecemos con un paño para que absorba el producto. No debemos meterla ni debajo del grifo, ni empaparla. Solo humedece el paño ligéramente con agua. Evita empaparlo y escúrrelo muy bien antes de empezar a utilizarlo, pues el agua en exceso puede llegar a estropear la piel de tus UGG. Ve pasando el paño húmedo por la parte exterior de las botas con suavidad y sin presionar demasiado. Puedes hacerlo mediante movimientos circulares hasta que veas que toda la superficie ha quedado bien húmeda.

3) A conntinuación, coge un cuenco y haz una mezcla con agua fría y los líquidos limpiador y acondicionador. Con una esponjita aplica esta mezcla sobre la bota, sin apretar, desde arriba hasta la punta de los pies, incidiendo en aquellas zonas que estén más sucias. Si no tienes el kit específico de limpieza UGG, también puedes hacer este paso con jabón líquido para lavar prendas de lana.

4) Ahora, con el mismo paño húmedo del punto 2, retira los restos de jabón. Una vez quitado todos los restos de jabón, las dejaremos secar al aire entre 24 y 48 horas y nunca las dejes cerca de una fuente de calor directa como el radiador, la estufa o el sol ni en una habitación con humedades. Para secarlas es aconsejable, rellenarlas con alguna toalla o paño, para que no se deformen durante el proceso de secado.

5) Cuando te asegures de que estén completamente secas, cepíllalas suavemente, hacia la misma dirección, desde arriba hacia la punta de la bota.

6) Finalmente, aplica el spray protector para impermeabilizarlas y evitar las manchas y la humedad dentro de la bota y que duren limpias más tiempo. Para ello aplica el spray a una distancia adecuada y por toda la bota. Después de este paso, las dejamos secar de nuevo fuera de una fuente de calor, y con algo dentro para no coger forma. Y listo. Ya puedes volver a disfrutar de tus botas UGG limpias 🙂

Si te gustan tanto, que quieres tener unas segundas botas UGG, en este enlace puedes ver un montón de modelos, que ahora están de rebajas -> http://www.zapatosdetalla.com/ugg